Saber vivir a la francesa: hablar francés alrededor de una copa de vino.

Saber vivir a la francesa: hablar francés alrededor de una copa de vino.

Publicado el 28.09.2017, de Gloria Metelli | Categoría Consejos para aprender francés

En Francia, el mes de septiembre es sinónimo de vuelta al cole: todos a clase. Pero también lo es de vendimia. El vino es un imprescindible de la gastronomia francesa, y por ello las vendimias son todo un evento. En la Costa Azul, donde se encuentra el Centro Internacional de Antibes, así como por toda la Provenza, el indiscutible rey de los vinos es el rosado.

En efecto, el 80 % de la producción de vino de la Provenza se dedica al rosado, un vino perfecto para un aperitivo en una terraza y para una degustación de marisco.
Pero el vino no solo está presente en la mesa, también se cuela en las conversaciones del día a día. Este mes te presentamos algunas expresiones francesas vinculadas al vino.

Mettre de l’eau dans son vin

Esta expresión dataría del s. XVII . Antaño, era frecuente rebajar el vino (a menudo demasiado fuerte) con un poco de agua. De hecho, según la mitología griega, solo Dionisios podía beber vino puro, los mortales debían mezclarlo. «Añadir agua al vino» significa hacer concesiones, asumir, moderar su discurso o sus acciones.

Quand le vin est tiré, il faut le boire

El origen de esta expresión dataría del s. XVI. Entonces, para comprar vino había que ir donde un mercader especializado, que tiraba el vino para embotellarlo según la demanda. ¡Malgastar vino sería un error garrafal! Por eso, esta expresión significa que una vez se ha empezado con algo, hay que terminarlo, llegar hasta el final, incluso en algunos casos asumir y reparar los errores.

Blanc puis rouge rien ne bouge. Rouge puis blanc, tout fout le camp !

Más que una expresión, esta frase sirve sobre todo como recordatorio. Obviamente, las mezclas de alcohol pueden dejar mal cuerpo y regalarnos una bonita «resaca» difícil de llevar. Gracias a estos versos alejandrinos (en francés), los bebedores podrán disfrutar rojo y blanco sin temer un despertar complicado. Beber rojo después del blanco tendría pocos o ningún efecto secundario poco deseables, mientras que al contrario las consecuencias sería indeseables. Esta afirmación no se ha comprobado, pero la mejor forma de evitar el «dolor de cabeza» es, obviamente, beber con moderación.

Los dichos y expresiones francesas siempre son una forma estupenda de aprender francés. Si te seduce la idea de aprender francés mientras disfrutas de una buena copa de vino rosado en la Costa Azul, no dudes en pedirnos más información sobre nuestros cursos de francés en Francia. ¡Salud!

Publicado el 28.09.2017, de Gloria Metelli | Categoría Consejos para aprender francés
CIA
id nec quis risus leo justo odio porta. ipsum