¡Viva el verano para leer libros en francés!

¡Viva el verano para leer libros en francés!

Publicado el 16.11.2018, de Jean-Luc | Categoría Consejos para aprender francés

Las vacaciones, el momento perfecto para leer.

Las vacaciones de verano se prestan a muchas actividades: disfrutar de la playa, visitar museos, descubrir lugares turísticos, salir de fiesta, sacar fotos…Para algunos de nosotros, lo que más nos gusta de vacaciones es no hacer nada.

Escuchar música, hacer crucigramas, navegar por Internet, degustar una copa al borde de la piscina y, sobre todo, leer un buen libro se convierten en nuestras actividades preferidas. Novela policiaca, de aventuras o ciencia ficción, autobiografías, cómics… El abanico de posibilidades ante nosotros no tiene límite.

Encontrar el libro perfecto

Las vacaciones son uno de los pocos momentos que tenemos para leer. ¿Pero cuáles podrían ser las lecturas ideales durante el verano? Durante este periodo nos apetece leer obras bien escritas y divertidas a la vez.

Por ello, no hay que caer en la tentación de leer novelas de estación o de aeropuerto. De entre estas novelas, existen lo que los franceses llaman «novela rosa», relatos sentimentales escritos con lenguaje fácil y de léxico limitado. No hace falta decir que no son de ningún interés para los que busquen mejorar su francés con los libros.

Algunas sugerencias para mejorar el francés

«Hay que dejar que el lector haga su parte del trabajo» decía Marguerite Duras. Por ello, evitemos los libros que no requieren esfuerzo y optemos por los que hacen vibrar la imaginación. Si un libro te aburre o te parece muy difícil, no insistas mucho y busca otro. Ya podrás retomarlo en otro momento. Evita elegir un ladrillo (un libro muy gordo) y no seas tan ambicioso como para querer entender todas las palabras.
De entre los escritores franceses actuales, Daniel Pennac, Eric Orsenna, Eric-Emmanuel Schmitt, Anna Gavalda o Bernard Werber son opciones muy interesantes aunque ya requieran un buen nivel de francés.

Para aquellos que prefieran autores algo menos recientes, Boris Vian, Françoise Sagan (Buenos días, tristeza) y Romain Gary (La vida por delante) son autores que no podemos olvidar. Gran parte de la obra de Marcel Pagnol (El manantial de las colinas, La gloria de mi padre…) está al alcance de los que estudian francés en Francia.

Por último, la mayoría de las obras de Maupassant suponen una gran elección. Así que considera elegir un buen libro al ir a clases de francés en Antibes.

Publicado el 16.11.2018, de Jean-Luc | Categoría Consejos para aprender francés
CIA
leo vulputate, libero ut elit. felis dictum odio pulvinar justo Praesent