Los símbolos franceses

Los símbolos franceses

Publicado el 09.01.2019, de Alexandra | Categoría Cultura & Tradiciones

¿Cuáles son los símbolos de Francia más significativos? ¿Qué objetos, personas e ideales representan mejor el país desde el punto de vista político, social y cultural? De hecho, en el imaginario colectivo, ya sea en Francia o en el extranjero, existen ciertas representaciones que nos vienen a la mente al hablar de la Galia.

La bandera francesa.

El primer símbolo de un país es, obviamente, su bandera. Presente en edificios oficiales y en muchos eventos exteriores, en particular en competiciones deportivas o desfiles militares, se llama «la bandera tricolor».  Su forma actual existe desde el 15 de febrero de 1794, y se compone de tres bandas verticales. Verticales, que no horizontales: ¡dato práctico para no confundirla con la de nuestros amigos holandeses! El blanco hace referencia a la monarquía, mientras que el azul y el rojo son los colores de la ciudad de París, una de las primeras en sublevarse contra el régimen monárquico.

¿Quién escribió la Marsellesa?

Allons enfants de la Patrie/Le jour de gloire est arrivé !/Contre nous de la tyrannie/L’étendard sanglant est levé . Seguro que has reconocido las primeras frases de la Marsellesa, nuestro himno nacional compuesto por un tal Rouget de Lisle en 1792 para la guerra contra los austriacos.

Pero si todo viene de un conflicto con Austria, ¿por qué lo llamamos «Marsellesa»? Sencillamente porque los federados de Marsella entonaban este canto durante la insurrección de las Tullerías el 10 de agosto de 1792. Como esta insurrección fue determinante para el pueblo, este cántico (hasta entonces reservado para los militares) se hizo muy popular.

Si tienes buena memoria quizás puedas aprenderla de memoria, ¡pero que sepas que tiene un total de quince estrofas!

Marianne

Si vas a un ayuntamiento o a un tribunal, seguro que verás una escultura que representa el busto de una mujer con un gorro frigio o una corona de laurel. No hace falta recordar que esa mujer es la famosa Marianne. Esta joven aparece en el cuadro de Delacroix, La Libertad guiando al pueblo, lienzo que hace referencia a la revolución de 1830.

Brigitte Bardot, Catherine Deneuve, Laetitia Casta o más recientemente Sophie Marceau han encarnado a esta emblemática mujer, icono republicano y símbolo de libertad.

El lema francés

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en derechos.  Dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. Estas líneas extraídas del artículo primero de la Declaración Universal de los Derechos Humanos incluye tres palabras que crean el lema de la República francesa: Libertad, Igualdad, Fraternidad.

Los filósofos franceses del siglo de las Luces contribuyeron a hacer de Francia el país de los Derechos Humanos.

El 14 de julio

A estos símbolos se añaden representaciones, fechas, objetos o hasta animales que parecen estar estrechamente vinculados a Francia, aunque de manera algo menos oficial. Es el caso del 14 de julio, o el Bastille Day, para retomar la denominación que tanto les gusta a los anglosajones. Además del tradicional desfile militar en los Campos Elíseos y las acrobacias aéreas de la Patrulla de Francia, los fuegos artificiales y el baile de los bomberos completan las festividades.

El gallo

¿Sabías que el gallo se ha convertido en un emblema de Francia? ¿Cuál podría ser el vínculo entre esta ave y el país? De hecho, esta relación se debe a una curiosidad lingüística: la palabra gallus en latín significa al mismo tiempo «galo» y «gallo». Qué curioso, ¿verdad?

Hoy muchos aficionados del fútbol lo exhiben con orgullo, pero no se ha impuesto fácilmente. Napoleón I consideraba que este animal, al no tener «nada de fuerza», no podría ser la «imagen de un imperio como el francés».

En la actualidad, seguro que has visto que este animal se encuentra, por ejemplo, en los campanarios de las iglesias (para ser la veleta de oficio) o también en los monumentos a los difuntos.

El «logo» de la República francesa

En cualquier caso, lo encontramos en el Gran Sello de Francia, el sello oficial de la República. Este representa a una mujer sentada, apoyada sobre un timón en el que está gravado un gallo con la pata sobre un globo terráqueo. También vemos una urna con las iniciales S.U. para recordarnos la importancia del sufragio universal directo, promulgado en 1848.

En la mano derecha toma un haz de varas de lictor. Presente en los escudos de la República francesa y en los pasaportes franceses, el haz de varas de lictor representaba el poder de imposición y de castigo.

Los símbolos culturales

Pero Francia se relaciona con representaciones menos institucionales que rozan aspectos más culturales. Los símbolos de la República se complementan con imágenes que nos vienen a la mente al oír la palabra Francia.

Evidentemente, este país está vinculado de manera inseparable al arte del buen comer o del saber vivir. Aunque cierto es que existen más gastronomías en el mundo, hay que reconocer que somos los mejores en algunos ámbitos. Por ejemplo, la pastelería. ¿Quién no conoce los macarons, la crême brulée, la tarte tatin o el Paris-Brest? Gaston Lenôtre y Pierre Hermé siguen siendo referencias obligatorias en esta disciplina.

En cuanto a la alta costura (Dior, Chanel, Givenchy…) y la joyería de lujo (Boucheron, Chaumet…), ¡los franceses no se quedan atrás!

Francia se compone de regiones únicas como la Provenza-Alpes-Costa Azul, Bretaña, Normandía u Occitania.

También se compone de monumentos, museos y lugares emblemáticos como la Torre Eiffel, el Louvre o el Mont Saint-Michel.

La influencia cultural de Francia se debe en gran parte a la lengua francesa, a sus escritores (Proust, Hugo, Balzac, Maupassant…), a sus poetas (Baudelaire, Verlaine, Rimbaud, Prévert…) y a sus filósofos (Rousseau, Voltaire, Descartes, Comte…).

El francés, cuyos valores están defendidos por l’Académie Française, también es la lengua de la diplomacia.

Por último, desde el punto de vista social, los franceses cuentan con un sistema de sanidad pública eficaz y de una protección social que son la envidia de muchos países. También la actualidad nos muestra que muchos franceses están sujetos a la justicia fiscal y rechazan cualquier forma de autoritarismo político.

Publicado el 09.01.2019, de Alexandra | Categoría Cultura & Tradiciones
CIA
risus fringilla Donec libero risus. eget mi,