El beso en Francia

El beso en Francia

Publicado el 16.11.2018, de Jean-Luc | Categoría Cultura & Tradiciones

¿Te han saludado ya dándote un beso («la bise», en francés) desde que llegaste a Francia? Quizá te ha parecido raro y no tenías costumbre de hacer algo así con tu interlocutor. Intentemos comprender entre todos esta costumbre tan francesa.

¿POR QUÉ BESAMOS AL SALUDAR?

Los franceses no se contentan con decir «bonjour» o incluso dando la mano, sino que se dan «la bise», que es todo un arte. Francia está llena de sutilezas en la vida social y a veces es difícil comprender para los extranjeros.

Más que una tradición, se puede considerar un hábito e, incluso, un reflejo. A veces olvidamos su origen y pensamos que esta costumbre es parte de la cultura francesa desde hace siglos, pero como todo, los códigos y las formas evolucionan. «La bise» se emplea para saludar, pero la forma de hacerlo cambia según a quien tengamos delante.

Cuando dos personas están enamoradas, es natural que se besen en la boca. ¿Pero qué se hace cuando no lo están? Nos damos poutous, bisouilles, becs, bisous, bécots, todos ellos términos para calificar los besos.

¿A QUIÉN SE PUEDE DAR UN BESO PARA SALUDAR?

Quien no lo ha aprendido desde la más temprana edad a menudo lo hace con torpeza, se inclina hacia adelante un poco de más, no se atreve a tocar al otro y no sabe por dónde empezar y si se puede besar a la otra persona. Pero no es cuestión de burlarse: un extranjero a menudo se tiene que enfrentar a esta situación.

Cuando nos reunimos para pasarlo bien, para salir de noche, en quedadas sencillas o incluso a veces en clase, besamos a nuestros amigos. Por supuesto, es evidente que el tiempo que dure el abrazo es proporcional al número de amigos. Eso sí, a los franceses nos resulta insoportable tener que decir buenos días a una docena de personas al llegar a una sala, sobre todo porque es mucho más fácil decir simplemente «Salut» y saludar con la mano. El exceso de besos puede ser molesto, pero su ausencia también puede incomodar.

Sobre todo, hay que tener en cuenta el vínculo familiar, o profesional, la edad y el estatus de la persona. Sin embargo, no damos un eso a nuestro superior jerárquico, por ejemplo, o bien esperamos a que sea él quien lo proponga, pero entre compañeros no hay problema alguno.

En el caso de los hombres, depende, a veces se dan un beso si son amigos o miembros de una misma familia. Sin embargo, los más pequeños se besan mucho ya desde el colegio.

¿CUÁNTOS BESOS HAY QUE DAR?

Y ahora viene lo más difícil. Por norma, se dan dos besos en el caso de Niza y París, pero en ciudades como Montpellier se pueden dar tres o hasta en ocasiones cuatro besos. Incluso los franceses a veces no saben con certeza cuántos besos tienen que dar, dependiendo de la región. Todo esto complica bastante la vida.

Cuando no se conoce a alguien, es fácil enfrentarse a un momento de indecisión, y para eso existe este sitio web. Te permitirá saber cuántos besos hay que dar según el lugar en que nos encontremos: http://www.combiendebises.com/

Publicado el 16.11.2018, de Jean-Luc | Categoría Cultura & Tradiciones
CIA